La Incapacidad del Seguro Social por Insuficiencia Venosa Crónica (IVC)

Condiciones y Síntomas del IVC – En el sistema circulatorio humano, las arterias transportan sangre rica en oxígeno por todo el cuerpo. Después de que el oxígeno haya sido entregado a su destino en los otros órganos y las extremidades, las venas devuelven la sangre ahora pobre en oxígeno a los pulmones, donde puede ser re-oxigenada. En las piernas, las contracciones de los músculos obligan a la sangre hacia arriba hacia el corazón, contra la atracción de la gravedad. Pequeñas válvulas unidireccionales en las venas evitan que la sangre fluya hacia atrás hacia abajo en las piernas para que pueda hacer el viaje de regreso a los pulmones para obtener más oxígeno. A veces estas válvulas fallan, haciendo que la sangre se acumule en las extremidades inferiores. Cuando la sangre es incapaz de regresar al corazón para obtener más oxígeno, la presión sanguínea en estas venas se eleva durante largos períodos de tiempo. Esta condición resultante se conoce como insuficiencia venosa crónica y usted puede tratar de reclamar la incapacidad del Seguro Social por esa condición, según le explicaremos en más detalle a continuación.  Debido a que hay muchas variantes y excepciones, siempre recomendamos que consulte su caso de incapacidad con los abogados de seguro social llamando al 787-344-9219 para una consulta gratis y confidencial aquí mismo en Puerto Rico.

Puede haber varias causas diferentes para el fallo de estas válvulas venosas. Pueden dañarse por el proceso de envejecimiento, por períodos prolongados de estar sentado o de pie, por lesiones, o por cualquier combinación de estos.

Los síntomas comunes de la insuficiencia venosa crónica (IVC) incluyen:

  • Hinchazón en las extremidades inferiores, especialmente después de largos períodos de reposo;
  • Dolores o cansancio en las piernas;
  • Venas varicosas;
  • Picazón o escamas en la piel de los pies o las piernas; o
  • Cambios en la apariencia de la piel en las piernas

Si no se trata, la sangre agrupada en las extremidades inferiores puede coagularse y causar una condición llamada trombosis. Cuando estos coágulos se forman en venas profundas, el resultado se conoce como trombosis venosa profunda. Esta condición es particularmente peligrosa porque estos coágulos pueden desalojarse y migrar a los pulmones, lo que resulta en una embolia pulmonar la cual puede poner en peligro su vida. Otras consecuencias potenciales de IVC pueden incluir edema (agrupación de líquido, por lo general en las piernas), alteraciones de la piel, y un mayor riesgo de úlceras y celulitis.

La IVC se puede tratar mediante el uso de medias de compresión para mantener la presión sobre las piernas para que la sangre vuelva hacia arriba hacia el corazón. Se pueden usar anticoagulantes para prevenir la formación de coágulos. En casos más avanzados, o casos en los que se ha producido trombosis venosa profunda, puede ser necesaria una intervención quirúrgica para cerrar o eliminar las venas problemáticas.

Presentando su caso de Incapacidad al Seguro Social con un Diagnóstico de Insuficiencia Venosa Crónica

La Administración de Seguro Social (SSA) ha determinado que la Insuficiencia venosa crónica es una de las condiciones incapacitantes que pueden cualificar a una persona para recibir beneficios de Seguro Social por Incapacidad. En el listado de impedimentos de la SSA (comúnmente conocido como el “Libro Azul”), IVC se enumera como una dolencia cardiovascular. Para cualificar para los beneficios, la condición debe cumplir ciertos criterios diagnósticos relacionados con la gravedad del deterioro que esta condición causa. Estos criterios son los siguientes:

  • Insuficiencia venosa crónica de una extremidad inferior que involucra el sistema venoso profundo y una de las siguientes:
  • Edema musculoso extenso (una hinchazón causada por la acumulación de líquido en los tejidos del cuerpo) que involucra por lo menos 2/3 del área de la pantorrilla o el tercio inferior de la pierna entre la cadera y el tobillo, o
  • Venas varicosas de superficie, o dermatitis por estasis (una condición inflamatoria de la piel) y ulceraciones recurrentes o persistentes que no han respondido a al menos 3 meses de tratamiento prescrito.

La IVC se diagnostica típicamente en las etapas iniciales mediante una revisión de los síntomas. El diagnóstico se puede confirmar a través de lecturas de ultrasonido de los patrones de flujo sanguíneo.

Su caso de incapacidad por insuficiencia venosa crónica

Si las complicaciones de la insuficiencia venosa crónica han perjudicado su capacidad de trabajar, usted podría tener derecho a recibir beneficios de Seguro Social por incapacidad luchando el caso con uno de nuestros abogados. Dado que la enfermedad tiene que estar en un estado avanzado para cumplir con los criterios de cualificación, los récords médicos son absolutamente esenciales. Como resultado, sería sumamente beneficioso que su caso sea evaluado por un abogado de incapacidad del Seguro Social.

Casi 3 de cada 4 solicitudes de beneficios por incapacidad son denegadas cuando son presentadas por primera vez. Aunque el gobierno está tratando de evitar que los beneficios se distribuyan a quienes no se los merecen, lo malo es que el acceso a estos fondos para las personas con una necesidad legítima puede ser muy difícil de obtener. Para los reclamantes cuya solicitud se ha denegado, la única opción es apelar la decisión inicial. Aunque esto puede parecer una solución simple, la duración del proceso de apelación puede ser bastante larga. La parte frustrante es que muchos de estos casos se niegan simplemente debido a errores en el papeleo de la aplicación. Realmente no es ninguna sorpresa que algunos reclamantes abandonen el proceso antes de que su caso sea resuelto. Aún más trágico es el hecho de que algunos no sobreviven el tiempo suficiente para recibir los beneficios que pudieron haber obtenido si se presentaba correctamente desde la etapa incial.

Un abogado con experiencia en la incapacidad del Seguro Social puede trabajar con usted y sus médicos para asegurarse de que su solicitud se presente correctamente la primera vez, ahorrándole tiempo y los problemas de tener que hacer una apelación que tome mucho tiempo. Si usted entiende que está incapacitado y no puede trabajar a causa de una condición médica o por insuficiencia venosa, llame al 787-344-9219 para una consulta gratis con un abogado de Seguro Social aquí mismo en Puerto Rico o visite la página de www.segurosocialporincapacidad.com  También nos puede enviar un e-mail a: segurosocialporincapacidad@gmail.com

Recuerde que nada de lo anterior debe ser considerado como consejo legal y es solo para información general. Todo lo anterior tiene que ser corroborado directamente con el Seguro Social y/o con un abogado de seguro social para que le brinden más detalles y verifiquen la información.

 

Tags: , ,

Trackback from your site.

Leave a comment